La víspera de la festividad de Santa Teresa de Jesús, parte del coro de nuestra Pastoral Universitaria contestó a la llamada de la Comunidad Parroquial de Santomera con el fin de acompañar con sus voces el funeral de Natalia Carrillo, una joven muy querida en el pueblo. Decía Santo Tomás de Aquino, patrón de la comunidad educativa: En sí misma la misericordia es la más grande de las virtudes, ya que a ella pertenece volcarse en otros y, más aún, socorrer sus carencias. Una vez más, nuestros jóvenes han demostrado que, en la mundanidad, continúa existiendo Caridad. Jóvenes comprometidos con la Iglesia y con los hermanos. Jóvenes que siguen las palabras de Jesús: Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso (Lc 6, 36). Tanto la familia como la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario de Santomera quedan eternamente agradecidas por la participación del coro en el más alto sacrificio y ofrenda que podemos hacer.

#

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.